7 de julio de 2013

"TINTO de VERANO" ... SURSUM CORDA!!!





LLegados los torridos calores estivales que nos aplatanan de vil manera, haciendonos vagar por las esquinas en busca de la ansiada sombra y a la caza de la dulce brisa que sofoque el baño de sudor perpetuo en que estamos inmersos desde las primeras horas de sol; me ha venido a la mente (semi-inconsciente por el sopor canicular), que para mitigar semejante tortura, no hay nada como el refresco más popular por excelencia que se disfruta en lo largo y ancho del ibérico territorio por estas fechas y que, sin poder definirle su autoria autoctona con total certidumbre, no hay barra de bar, restaurante, chiringuito playero o merendero campestre que no se atribuya como el hacedor del mejor he inigualable "Tinto de Verano".

Entiendase bien, que en ningun caso pretendo especular y polemizar sobre cual es la mejor y única formula magistral para realizar tan humilde y a la vez tan sublime combinación. En primer lugar, porque no existe ningún misterio en la simple combinación de Vino Tinto y refrescante Gaseosa con hielo y quizas algo de fruta citrica y en segundo lugar porque mis verdaderas intenciones, son simplemente compartir con todo aquel que se precie, a degustar mi particular combinatoria y sumarla a la infinidad de fórmulas, estilos y maneras que ya existen desde antes que yo tuviera uso de razón. Así pues, comencemos:

Primero realizo una "base" con la que despues poder combinar con la Gaseosa al gusto, dependiendo de si lo preferimos más o menos alcoholico.

Para la "base" utilizo un litro de vino de mesa Priorat Dolç (Priorato Dulce), de un color intenso, con reflejos violaceos y de paladar consistente y con un final dulzón en boca y potente aroma, que acostumbro a comprar a granel en la bodega de confianza, (ventajas de vivir en un pueblo!).

Lo decanto en una gran jarra de cristal ayudado de un colador, con cuidado de filtrar bien los posos que pueda tener y a continuación le añado  la piel de una Naranja y de un Limón  y el zumo de ambos una vez exprimidos.

A continuación, introduzco una rama de Canela y un par de cucharadas soperas de Azúcar  y con la ayuda de una cuchara mezcladora, muy suavemente, remuevo toda la mezcla de la "base".

Una vez diluido el azucar, lo trasvaso a una botella para dejarlo macerar bien tapado en el frigorifico.

Sencillo, ¿verdad?...ciertamente, tampoco es necesario derrochar grandes caldos ni utilizar imbebibles brebajes empaquetados en Tetra-Brike para poder disfrutar de este refresco estival.

Ahora, sólo queda preparar unos vasos con hielos y combinar la "base" al gusto con una Gaseosa bien fria y en las proporciones que más nos apetezcan.

Así, de esta manera, conseguiremos un peculiar "Nectar de los Dioses" para saciar los rigores estivales a solas, o en compañia de un aperitivo en la terraza, de un arroz o una fideua a la orilla de la playa, de las chuletas braseadas en el campo o de lo que nos venga en gana!!!

¡¡Sursum Corda, Tinto de Verano!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada